Album1:

"La diligencia"

          La Diligencia fué, en 1939, la mejor película de John Ford, junto a "El delator", y supuso el renacimiento del western como género digno, además de el gran trampolín para la carrera de John Wayne.
          Ford impuso a Wayne en el reparto y el actor nunca olvidó el gesto, al que debe el comienzo firme de su carrera hacia la gloria.
          El personaje de Ringo Kid le viene a la perfección a Wayne, no obstante trabajó duro y se dejó modelar por Ford, que concibió la película no como un western, sini como un retrato de la naturaleza humana.
          La Diligencia encierra toda la magia del western, pero tanto Ford como Wayne harían después películas mejores, no obstante en ella ambos demuestran que el cine, en sus manos, adquiría la condición de arte máximo.
          Una anécdota final: El auténtico descubridor de Monument Valley no fué Ford, sino el propio Duke, aunque el director quedó tan fascinado que decidió atribuirse el descubrimiento, algo que Wayne consintió sin mayor problema.



Album Principal.