Parejas bailando el popular "Chotis"



Su origen hay que buscarlo en obras de los siglos XV y XVI, donde se alternaba la canción con representaciones dramáticas. Pero la primera obra que se considera zarzuela es "La selva sin amor", que Lope de Vega estrenó en el año 1629 en el palacete de la Zarzuela, que el cardenal-infante don Fernando poseía en El Pardo.

Poco después y en el mismo lugar, Calderón de la Barca estrenaba otra obra similar, "El jardín de Falerina", lo que fué suficiente para que se diera el nombre de Zarzuela o fiestas de Zarzuela a este tipo de espectáculo, que se siguió celebrando en los salones cortesanos, de donde fué relegado a locales populares por el auge de la ópera italiana.

El olvido del género ya parecía haber triunfado cuando, a mediados del siglo XIX, se produjo su resurgimiento gracias a autores como Oudrid, Gaztambide, Arrieta, Barbieri, para alcanzar su punto más alto de popularidad con las obras de Bretón, Chapí, Chueca, Vives, Serrano.... Las principales representaciones de este género musical, pueden ser disfrutadas en el Teatro de la Zarzuela, sito en la Calle de Jovellanos, 4

Arrieta: Emilio Arrieta (Puente La Reina 1823 - Madrid 1894) es conocido ante todo por su obra "Marina", estrenada en 1871. Además de ésta, dejó "El dominó azul" y "Los novios de Teruel".

Barbieri: Francisco Asenjo Barbieri (Madrid, 1823-1894). Se le puede considerar el pionero en la recuperación, o creación, de éste género musical. Sus obras: "Gloria y peluca", "El barberillo de Lavapiés", Pan y toros, "Jugar con fuego"... También es autor de varias obras sobre música.

Bretón: Tomás Bretón y Hernández (Salamanca 1850 - Madrid 1923). Después de pasar bastantes penalidades, consiguió dirigir una orquesta y más tarde, le llegó la fama con "La Verbena de la Paloma", para la que utilizó un libreto de Ricardo de la Vega.

Chapí: Ruperto Chapí (Villena 1851 - Madrid 1909) es otro ejemplo de tesón y trabajo, y siempre se le recordará como autor de "La Revoltosa" o "Margarita la Tornera", sin olvidar sus otras creaciones: "El rey que rabió", "El puñado de rosas", "Las hijas del Zebedeo", ...

Chueca: Federico Chueca (Madrid 1846 - 1908). Prolífico y poeta, este autodidacta ocupa uno de los lugares más destacados del mundo zarzuelero, por ser el autor de "La Gran Vía", "Agua, azucarillos y aguardiente" o "La alegría de la huerta", entre una larga lista.

Gaztambide: Joaquín Romualdo Gaztambide (Tudela 1822-1870), fué uno de los más solicitados creadores de zarzuelas. Entre sus obras caben destacar: "Los comuneros", "El juramento" y "La hija del pueblo".

Guridi: Jesús Guridi Bidaola (Vitoria 1886 - Madrid 1961). Después de residir en Paris, Bruselas y Colonia, se estableció en Madrid, donde ocupó el cargo de director del Real Conservatorio de Música. Como autor de zarzuelas, hay que tenerle muy en cuenta por las obras "El caserío", "Meiga" o "Peñamariana", ...

Jiménez: Jerónimo Jiménez (Sevilla 1854 - Madrid 1923). Uno de los más prolíficos compositores, además de colaborar con Vives, dejó a la posteridad numerosísimas obras, entre las que cabe reseñar: "Las bodas de Luis Alfonso", "Trafalgar", "La tempranica", "La gatita blanca", ...

Moreno Torroba: Federico Moreno Torroba. Autor de composiciones clásicas para guitarra y obras sinfónicas. En el capítulo de la zarzuela, aparece como autor de "Luisa Fernanda", "La ilustre moza". También compuso música para varias revistas.

Oudrid: Cristobal Oudrid y Segura (Badajoz 1825 - Madrid 1877). Un autodidacta que compuso más de un centenar de zarzuelas, entre las que se recuerda "El molinero de Subiza".

Serrano: José Serrano Simeón (Sueca 1873 - Madrid 1941). Instalado en Madrid, trabó amistad con los hermanos Alvarez Quintero, con quienes colaboró en varias obras. Es autor, entre otras zarzuelas de "La canción del olvido", "La dolorosa", "Moros y cristianos", ...

Valverde: Joaquín Valverde (Badajoz 1846 - Madrid 1910). Aunque escribió más de 200 obras, se le conoce por las que realizó en colaboración con Chueca, ya que se encargaba de la parte técnica: "La Gran Vía", "Agua, azucarillos y aguardiente", ...

Vives: Amadeo Vives Roig (Collbató 1871 - Barcelona 1932). Comenzó su carrera musical en Barcelona donde estrenó su primera obra. Mas tarde, se trasladó a Madrid, donde consiguió un gran éxito como autor de la música de "Don Lucas del Cigarral", "Bohemios", "Maruxa" y la popularísima "Doña Francisquita".



El tradicional y castizo baile madrileño procede de Escocia. El "Chotis" llegó a Madrid en 1850 y se bailó por primera vez, en el Palacio Real, la noche del 3 de Noviembre de aquel año, bajo el nombre de Polca Alemana. A partir de ese momento, alcanzó gran popularidad y llegó a ser el baile más castizo del pueblo de Madrid, hasta convertirse en un símbolo del Madrid festivo.

La forma de bailar un Chotis no es complicada. Las parejas que lo ejecutan, ataviadas con los trajes típicos de chulapos madrileños, lo bailan asi:

El hombre sujeta con una mano a la mujer y con la otra mano, metida en el bolsillo del chaleco y con lo dos pies juntos, gira en redondo sobre las punteras de sus zapatos, mientras la mujer baila a su alrededor. Cuando la música lo indica, la pareja da tres pasos hacias atrás y tres hacia adelante y se reinician los giros.

En un Chotis bien bailado, el hombre gira solamente en el espacio de superficie de un ladrillo o baldosa y mirando siempre al frente.

Se puede aprender a bailar el Chotis en las Vistillas, junto al Palacio Real y en la Pradera de San Isidro, durante las fiestas del santo patrón de Madrid

Copyright © 1998 - 1999 por JLL & JRP

Todos los derechos reservados.

frebut8.gif