El Parque de la Alameda de Osuna

Ubicado en el área de Hortaleza, este parque de 14 ha. posee una gran importancia histórica y artística. Data de 1783, cuando los Duques de Osuna compraron la propiedad y construyeron un enorme jardín, que fue promovido básicamente por la personalidad excepcional de la Duquesa de Osuna (1752-1834).

El esquema general se atribuye al jardinero Jean Baptiste Mulot que vivió en el Petit Trianon de Versalles. Este esquema, es recordativo del jardín mencionado y se parece al estilo inglés de jardín, incluyendo su arquitectura típica.

Los Jardínes de la Plaza de Oriente

madrid21.jpg

Enfrente del Palacio Real se encuentran ubicados los jardines de la Plaza de Oriente. En el centro de la misma, se levanta la estatua ecuestre de Felipe IV, realizada por Pietro Tacca que siguió los cálculos de Galileo Galilei. El modelo para la cabeza de la estatua, fue hecho por Martínez Montañés, de Sevilla, famoso fabricante de imágenes.

Los Jardínes de la Castellana

madrid24.jpg

Hasta hace poco tiempo, el Paseo de Castellana ha sido el eje norte-sur de Madrid. Es una elegante avenida-parque que extiende las áreas del jardín tradicional del Paseo del Prado y del Paseo de Recoletos hacia el norte de la ciudad. Desde la Plaza de Colón hasta la unión norte, donde fueron recientemente construídos los nuevos jardines de 2.30 ha., hay 6,5 km de árboles, uniendo plazas y jardines de diferente natureleza.

El Parque de la Dehesa de la Villa

madrid20.jpg

Quizás sea ésta, el área verde más vieja de todos los parques y jardines en Madrid. Las referencias más antiguas a esta dehesa del Concejo datan del siglo XV.

En el siglo XVIII, y durante el reinado de Carlos IV, formó parte de la Residencia Real de El Pardo, convirtiéndose finalmente en un parque hacia finales del siglo XIX. Hoy, la Dehesa de la Villa es más pequeña al haber cedido parte de su territorio a la Moncloa y la Ciudad Universitaria.

Los Montes de El Pardo

madrid18.jpg

Desde la Edad Media, El Pardo fue un territorio de caza debido a su denso bosque y vegetación, así como también por la gran cantidad de animales salvajes que vivian en los mismos. Así, en La Montería, un libro escrito por Alfonso XI, se le denomina "La Dehesa de Madrit". El primer edificio real en El Pardo data de 1405, durante el reinado de Enrique III.

Durante el reinado de Enrique IV fue agrandado, llegando a ser conocido como "la fortaleza". Con el curso del tiempo, el lugar fue a menudo remodelado, y bajo el reinado de Carlos I se contruyó el pequeño palacio, pero hoy día ha desaparecido, conservándose solamente rastros del mismo.

Felipe II, su sucesor, estableció los "Reales Trabajos Públicos" y la "Comisión del Bosque " quedando incluída en la misma la residencia real de El Pardo. Los Borbones, agrandaron los terrenos de caza, añadiendo al mismo el llamado Cordón de El Pardo, con nuevas construcciones y plantas. Desde entonces, El Pardo ha sido siempre escenario de cazas reales, sobre todo durante los reinados de Carlos II y Carlos IV.

El Parque de la Fuente del Berro

madrid16.jpg

Esto es otro de los parques de Madrid bañado en historia. Data del siglo XVII, cuando se llamó la Propiedad de Abroñigal y su agua era famosa, reservándose la corona el uso exclusivo de la misma, en tiempos de Carlos III.

Desde 1948 ha sido un parque público. Este parque es otro excelente ejemplo de jardín gracias al tipo de terreno, que tiene características románticas: los lagos artificiales, La Fuente del Berro y las esculturas del mismo, como la que honra al poeta ruso Pushkin, contribuyen a hacer del parque uno de los jardínes más placenteros y agradables de Madrid.

cat06a07.jpg

frebut6.gif frebut8.gif

Copyright © 1998 - 1999 por JLL & JRP

Todos los derechos reservados.