Introducción

La frustración histórica
de una capital

Ciudad de ociosos y habladores,
conventual y palaciega

Capital digna de la monarquía

Un ensanche para la ciudad

El pueblo, la revolución ...

Capital digna de la nación

frebut

Copyright © 1999 - 2002 por JLL & JRP

Todos los derechos reservados